Contacto:

       PISTACHO DE EXTREMADURA

 

                Francisco Duchel

                Zorita (Cáceres)

 

franciscoduchel@pistachodeextremadura.es

               Tfno. 648 044 476

Redes sociales:

Recomendar esta página en:

¿ES EL PISTACHO UNA ALTERNATIVA DE CULTIVO RENTABLE?


La adaptación de este cultivo en buena parte de España, es similar a la de cultivos tradicionales, como los del olivar o el viñedo. Los patrones o porta injertos sobre los que se desarrolla el cultivo del pistacho, los podemos encontrar de forma autóctona en buena parte de los montes de la geografía española, (Pistacia Terebinthus), lo cual es un indicador inequívoco de la adaptación de este cultivo a nuestro suelo y clima.

Nos encontramos en una de las escasas zonas de Europa donde se puede producir este fruto seco y una de las zonas con mejores condiciones para establecer un cultivo en régimen ecológico y así producir productos de calidad con etiqueta de distinción.

 

En la actualidad el valor nutricional del pistacho y la capacidad de asociarse a otros alimentos o platos como aderezo, hace del pistacho un producto cada vez más demandado.

Según datos de la estadística agraria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), la superficie cultivada en España de pistacho en producción en 2012 es de 3.199ha, las cuales se reparten de la siguiente manera: 98 Cataluña, 2.615 ha en Castilla la Mancha, 85 ha en la comunidad Valenciana y 401 ha en Andalucía.

La producción media por hectárea variará dependiendo de si la adaptación del cultivo se realiza en secano o regadío. Pudiendo rondar los 2.000 Kg/ha.

La relación entre demanda y producción de producto, hace que España sea un país importador no cubriéndose esta demanda total con la cantidad producida.

El precio del producto una vez recolectado ronda los 4 euros de la variedad femenina más comercializada Kerman, cuya floración se produce entre finales de abril y principios de mayo.

 

 

Y EN EXTREMADURA…

 

¿Reúne Extremadura las características apropiadas para el cultivo del pistacho?

 

El óptimo desarrollo del árbol de pistacho se produce en climas rigurosos en donde las diferencias de temperaturas entre invierno y verano son altas, así mismo con el día y la noche. Se adapta bien a zonas con un largo y seco verano e inviernos con un mínimo de 800 horas de frío para la salida de la dormancia.

En cuanto a las exigencias y necesidades de suelo, se está comprobando que la planta desarrollada sobre patrones de Pistacia Terebinthus es capaz de vivir y desarrollarse sobre terrenos poco profundos y pedregosos. Es su resistencia la que hace posible su desarrollo en una amplia gama de suelos.

 

Por ello, en Extremadura caracterizada por un clima mediterráneo con veranos muy calurosos y secos, cuyas precipitaciones durante el periodo estival son bajas, concentrándose éstas en los restantes meses del año, y con unos inviernos largos y suavizados debido a la influencia oceánica por la cercanía a la costa atántica portuguesa, el pistacho es una alternativa de cultivo viable, con magnificas condiciones para su establecimiento, desarrollo y posterior fructificación.